faja-agua-ilha-brava-1024x682.jpg

isla salvaje

Ilha Brava es la más pequeña de las islas habitadas de Cabo Verde. Inicialmente fue bautizada por los portugueses con el nombre de São João, luego fue cambiado debido al aspecto florido y la naturaleza pura de la isla.  Brava es un adjetivo que califica su estado salvaje en términos de naturaleza. Esta isla tiene un clima muy húmedo permitiendo la existencia de una flora muy rica y variada. Debido a la suave temperatura, se puede visitar en cualquier época del año.

 

Con características volcánicas, es un territorio muy montañoso, con picos muy altos y valles profundos, alcanzando una altura de 976 metros en el Pico das Fontainhas. Hay muchos acantilados en la costa, llenos de bahías que invitan a descubrirla.


Djabrata (Brava en criollo local) es sinõnimo de una isla muy inhóspita, pero también es sinónimo de emociones y momentos inolvidables, tiene excelentes senderos, magníficas playas y mucha cultura y alegría para presentar a quienes la visitan.