Capilla de San Geraldo de Braga (Catedral de Braga)

capa_285093.jpg

La Capilla de San Geraldo es parte de las cuatro capillas que se encuentran cerca de la Catedral de Braga, donde está enterrado el santo patrón de Braga - San Geraldo de Braga (quien fue arzobispo de Braga y murió en 1108).

La capilla original fue construida en el siglo XII, invocando a San Nicolás de Mira por quien Dom Geraldo tenía una devoción especial. De la capilla original solo queda la estructura de las paredes.

En el siglo XV, el arzobispo Fernando da Guerra, después de que D. Geraldo fue canonizado (se le atribuyeron varios milagros en el área de Braga), le dedicó la Capilla y sus restos fueron enterrados en el altar mor. Ha sido objeto de varias restauraciones a lo largo de los siglos y está decorado con tallas barrocas y los azulejos en las paredes laterales narran escenas de la vida del santo patrón.

Esta capilla tiene planta longitudinal, formada por dos cuerpos rectangulares unidos. La primera parte, la entrada, está formada por un pequeño atrio abierto con ocho columnas, seguido de la segunda parte de una sola nave.