Cuerpos de Cristo y el Hombre de Musgo 

bejar-HOMBRE DE MUSGo-4.jpg

Cuenta la leyenda, que el día de Santa Marina, los habitantes de Béjar se habían escondido en El Castañar, en una hacienda denominada de La Centenara para celebrar una misa.  

 

Al final de esta misa, los hombres cubrieron las calles con el musgo que crecía en el lugar, y al amanecer, siguieron en dirección a la fortaleza musulmana, camuflados por este ropaje, lo que llevó a la reconquista de la ciudad para el cristianismo. 

 

Todos los años se celebraba la reconquista, hasta que en el siglo XIV, esta celebración se funde con la Procesión de Cuerpo de Dios.  

Manda la tradición, que el Hombre de Musgo, acompañe el Cuerpo de Cristo por las calles de la ciudad que son adornadas para la ocasión: en las calles donde pasa la procesión, surge una alfombra de tomillo que es bendecido durante la procesión, a su vez, las ventanas y balcones llenan-si flores y banderas para recibir la romería.  

 

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, tanto por su contenido religioso, como por la figura del Hombre de Musgo y toda su historia, el Cuerpo de Dios se desarrolla el 17 de junio y son cada vez más las personas que ocurren a la ciudad en el momento de los festejos.