basilica santa maria.jpg

La Colegiata Basílica de Santa María

Construida en un sobrio estilo renacentista, la Colegiata de Santa María fue declarada Bien de Interés Cultural.

La Colegiata Basílica de Santa María es conocida popularmente como La Seu (La Catedral), aunque la ciudad no ha visto cumplida su aspiración de convertirse en sede episcopal.

La construcción se inició en 1596 en el espacio que antes ocupaba la mezquita principal, luego reconvertida en iglesia cristiana y elevada al rango de Colegiata por el Papa Luna Benedicto XIII. Su construcción se vio interrumpida durante muchos años debido a la recesión económica provocada por la expulsión de los moriscos, la peste de 1648 y la guerra de Cataluña.

El campanario de 60 metros de altura data del siglo XIX y está rematado por un pequeño templo dedicado a la Virgen de las Nieves, patrona de la ciudad, al que se accede tras subir 180 escalones. La puerta principal de La Seu, que solo se completó en el primer tercio del siglo XX, contiene estatuas de bronce de los dos Papas Calixto III y Alejandro VI.

En la fachada norte, frente a la calle Abat Pla, destacamos la magnífica puerta de estilo barroco.

Una visita al Museo Colegiado es imprescindible. Desde el deambulatorio se accede al espacio del Museo Colegial que alberga los principales tesoros de La Seu, una importante colección de arte sacro con piezas de pintura gótica, como los retablos atribuidos al Jacomart valenciano, y notables ejemplos de obras de plata góticas afines con la liturgia y los papas Borgia.

QUE HACER

Próximas visitas