Museu Mateo Hernández

unnamed (6).jpg
2375557.jpg

En el siglo XVI, existía en este lugar una de las iglesias de Béjar, que pasó a funcionar como Escuela, y posteriormente como Ayuntamiento. Sólo en 1980 se inaugura el actual Museo en homenaje al gran escultor Bejarano, Mateo Hernández, conocido mundialmente.  

 

En este espacio se encuentran cerca de medio centenar de piezas realizadas en la época en que estuvo en París (1913) donde se destacó por sus obras, y donde siempre vivió hasta su muerte, en 1949. 

 

Durante sus primeros años en París, sus obras eran exclusivamente animalistas, dedicadas a la representación, en tamaño real, de figuras de animales, la gran mayoría talladas directamente en piedras de gran dureza.  

 

​Sólo en 1921, comienza a incluir piezas basadas en el modelo humano, donde se destaca la magnífica escultura de "La Bañista".  

 

Considerado uno de los mejores escultores animalistas del siglo XIX  fue galardonado en varias ocasiones y sus piezas viajaron por el mundo en varias exposiciones temporales, habiendo alcanzado tal interés a nivel internacional, que algunas de sus piezas se encuentran actualmente expuestas en Museos de renombre mundial, como en el Metropolitan Museum, en Nueva York, donde se puede ver la Pantera Negra una de las obras más famosas de este escultor.