Museo Textil 

download (1).jpg
unnamed (10).jpg

Esta antigua fábrica textil, acoge actualmente el Museo Textil de Béjar, un espacio completamente reformado y de gran fuerza arquitectónica. 

​ 

Desde el siglo XIII que es visible la presencia de la industria textil en la ciudad de Béjar, con la construcción de la Escuela de Ingeniería dedicada a la temática y por los empleos de la época, que eran principalmente en la industria textil.  

 

En el siglo XV, ya existían pequeños centros de fabricación de tejidos, que se encontraban bajo la tutela de los Duques de Béjar. Estos fueron creciendo y consiguieron marcar un lugar importante dentro del mercado español. 

 

Para mantener su posición en el mercado, fue necesario "refinar" los productos fabricados hasta entonces, pues los consumidores se estaban volviendo más exigentes y tenían un mayor poder de compra. Así, en 1691, la Duquesa contrata a varios maestros flamencos que vienen a enseñar a los artesanos nuevas técnicas textiles. 

 

El crecimiento de los pedidos de uniformes para el Ejército en 1715 se ha convertido en uno de los pilares fundamentales que han mantenido esta industria en funcionamiento hasta la actualidad.  

 

​Más tarde, comenzaron a teñirse los tejidos, y fueron surgiendo cada vez más casas que poseían máquinas de hilar y de cardar. 

 

Para entender mejor el proceso de fabricación textil puede abarcar todo el ciclo textil desde el cardado, la hilatura, la tejeduría, la tintorería, hasta los acabados.  

 

Como forma de dar a conocer este patrimonio científico y técnico, se creó entonces el Museo Textil, que alberga una gran colección de maquinaria textil diversa, así como diversos trajes militares producidos en esta ciudad.