Patrón del Salado 

El Patrón del Salado (también llamado el Patrón de Nuestra Señora de la Victoria) es uno de los ex libris de la ciudad de Guimarães, situado en pleno centro histórico, frente a la Iglesia de Nuestra Señora del Olivo. 

Monumento nacional desde 1956, el Estándar es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. 

 

Templete construido en el año 1340, en estilo gótico, es el estándar conmemorativo de la Batalla del Salado (1340) en la que D. Afonso IV, junto con ejércitos de Castilla y Aragón, luchó contra musulmanes de Granada y del Norte de África.

En su interior se encuentra un pedestal en cuya cima se encuentra una cruz (espiritualmente gótica, en su fuste, en un plano inferior, hay cuatro imágenes esculpidas alusivas a S. Vicente, S. Felipe, S. Torcato y al Ángel de la Guarda)ejecutados en 1342, y que fueron ofrecidos por Pero Esteves, mercader vimaranense (y que vive en Lisboa). 

"El patrón de la victoria del Salado, gracias a su ubicación en relación con la Colegiata y la imagen de devoción en el interior, se ha convertido en poco tiempo en uno de los más importantes centros marianos del norte del país, siendo buscado por verdaderas multitudes en días de romerías y de fiestas. El grado que lo protege ha sido sucesivamente reformado a lo largo de los tiempos, datando de la década del 70 del siglo XX la última gran campaña de restauración, momento en que se sustituyeron las rejillas y se procedió a la consolidación de las estructuras.”

Guimarães_-_Padrão_Comemorativo_da_Batal