Papa Alejandro VI

El Papa Alejandro VI, bautizado como Rodrigo de Borja, nació hacia el año 1431 en España, en la localidad valenciana de Xàtiva. Era hijo de Isabel de Borja, hermana del Papa Calixto III, y Jofre (era sobrino del Papa Calixto III).
Obtuvo un doctorado en Derecho Canónico en la Universidad de Bolonia en 1456, ocupó el cargo de notario apostólico y fue galardonado con el título de Cardenal de San Nicolás y Vicerrector de la Curia de Roma, entre otros.

Rodrigo de Borja tuvo relaciones sentimentales con varias damas de familias poderosas, de estas relaciones nacieron varios hijos. Antes de convertirse en Papa, nacieron Pedro Luís, Jerónima e Isabel, César, João, Lucrécia y Jofre.

Fue elegido Papa el 10 de agosto de 1492, pero aún era el padre de Rodrigo y João Borja.

Un poco de vida eclesiástica, y un hedonismo típicamente renacentista, hicieron de este Papa Borja uno de los paradigmas de los pontífices decadentes y mundanos (que tanto Martín Lutero (Martín Lutero) como Juan Calvino (Jean Cauvin) criticaron más tarde).


Sin embargo, a pesar de su intensa vida privada, fue un Papa muy interesado en los destinos de la Iglesia y los Estados Pontificios.

Alejandro VI también fue un gran mecenas de las artes y las letras. Fue uno de los típicos papas de la Reforma católica renacentista o pretridentina (del Concilio de Trento, 1545-1563).

Murió el 18 de agosto de 1503 y fue enterrado en la iglesia de Santa Maria delle Febri. En 1610 fue trasladado a la Iglesia de Santa María de Montserrat, de la nación española en Roma.

Cardeal-Rodrigo-de-Borja-Papa-Alexandre-VI-1492-1503.jpg