Sala Capitular

La sala capitular, de estilo manuelino, construida por Diogo de Boitaca (1507-1513) era el lugar donde los frailes se reunían en asamblea para tomar las decisiones más importantes de la vida conventual. Los azulejos que decoran la sala también datan del siglo XVI. En la cabecera de la Sala Capitular se encuentra la hermosa capilla de São Teotonio de Coimbra, de arquitectura manierista de Tomé Velho (fechada hacia 1588), rematada por un gran arco y construida para albergar la Tumba de São Teotonio de Coimbra.

DSC01643-3.jpg

. En este espacio se encuentran las imágenes de San Teotonio de Coimbra y de los 4 evangelistas (San Mateo, San Marcos, San Juan y San Lucas). La capilla funciona, en realidad, como una especie de capilla mayor de la sala capitular, "sacralizando" los dos espacios separados, aunque unidos por el gran arco de triunfo, construido en el siglo XVII. Todavía hay dos tumbas más en esta capilla, la de D. Telo (uno de los fundadores del monasterio, que murió en 1136 y fue trasladado a este lugar en 1630) y también la de D. João Teotonio (segundo prior del monasterio, que murió en 1181, y era sobrino de S.  Teotonio de Coimbra, también trasladado a esta capilla en 1630).

DSC01647.jpg
DSC01637.jpg

Sigue siendo posible ver los bancos con sus respectivos respaldos, donde los frailes solían sentarse para discutir y tomar decisiones importantes.

Las pinturas que encontramos aquí y que adornan la sala son de los frailes agustinos. 

En esta sala, como en otras partes del monasterio, también hay un acuerdo formal entre el techo y el pavimento, comunicando una especie de armonía cósmica entre el cielo y la tierra.