Thalasso Nazaré

En pleno arenal de la playa de Nazaret, venga a disfrutar de este moderno centro de talasoterapia. ¡La reinvención de los antiguos baños calientes de Nazaret le brindará momentos inolvidables de bienestar o le dará una cura a los síntomas que atormentan su vida cotidiana!  Aquí se aprovechan las propiedades terapéuticas de las aguas vivas del mar y del medio marino para fines de bienestar y salud.

ThalassoNazare_PoolView.jpg

El agua de mar, conjugada con relajantes técnicas de masaje, ayuda a superar depresiones, insomnio, fatiga y la debilidad física. La misma tiene un efecto analgésico, sobre todo en dolores crónicos o agudos que atacan la columna vertebral y extremidades, y permite una correcta activación de la sangre en las arterias y venas, combatiendo la sensación de piernas cansadas. 

 

También tiene el "poder" de limpiar, desintoxicar y favorecer el buen estado de la piel. Esta agua también ayuda a mejorar la respiración, especialmente en caso de trastornos de las vías respiratorias superiores.

nazare_barratalasso_02_.jpg

La talasoterapia es un tratamiento terapéutico que se basa en el uso, bajo vigilancia médica y en el medio ambiente marino sano, de las propiedades del agua de mar, de las algas y de los lodos marinos. El recurso al calor y a las técnicas de balneoterapia y masaje favorecen la absorción de las sales minerales presentes en los elementos marinos por los poros de la piel, en un proceso natural de remineralización, logrando así efectos beneficiosos para la salud.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS DE LA TALASOTERAPIA

Patologías reumatológicas, enfermedades y alergias de las vías respiratorias, sistema circulatorio y linfático (varices, edemas, síntomas de piernas cansadas, dermatología, adelgazamiento, trastornos del sueño, ansiedad, estrés y estados depresivos

 

BENEFICIOS DE LA TALASOTERAPIA

El agua de mar contiene elementos básicos en las proporciones requeridas por nuestras células para mantenerse en integridad y equilibrio, lo que la convierte en un método natural de remineralización del organismo. La acción de los cambios térmicos del agua de mar, el masaje continuo provocado por el movimiento del agua y el aire puro del medio marino favorecen la absorción de los minerales por los poros de nuestra piel.

Vichy_07.jpg

El uso del agua de mar con fines terapéuticos es casi tan antiguo como la civilización humana.  A lo largo de los siglos, la talasoterapia ha demostrado resultados visibles en el alivio de diversas patologías. 

 

Los tratamientos marinos son especialmente eficaces en la lucha contra las enfermedades reumáticas. En el historial de los Baños Calientes salados de Nazaret, los testimonios dejados por los usuarios apuntan a una gran disminución e incluso eliminación del dolor, mejora del estado muscular y aumento de la amplitud de los movimientos de las articulaciones.