torre redonda

Como su nombre indica, esta Torre, construida en el siglo X, y con un arco del siglo XIV, tiene una configuración redonda, lo que la hace única entre las demás torres del castillo. 

Pero la singularidad de esta torre va mucho más allá de su forma cilíndrica. Es una torre con dos perfiles: un fondo cuadrado y un techo circular.  Tiene planta en forma de herradura, por lo que durante las obras de restauración hubo que desmontar y volver a realizar la bóveda superior. Otra característica única es que es la única torre donde se puede acceder a una galería subterránea desde el interior.

En esta torre se encontraba la cisterna subterránea, lo que le permitía tener agua, de hecho es la única torre con cisterna.  Además de esto, tenía dos pisos más, uno más grande y otro más pequeño, ambos accesibles por escaleras. El acceso a la planta baja se realiza a través del patio de armas y el acceso a la planta superior por el adarve. El acceso a la cima se realizó a través de escaleras interiores desde el segundo piso.